La carrera de Jorge Martín en el GP de Alemania quedará marcada por un instante que cambió el rumbo del Mundial de MotoGP. El piloto de San Sebastián de los Reyes pasó de ser un aspirante al título sólido a quedar detrás de Pecco Bagnaia, quien ya le arrebató la corona en 2023.

Todo ocurrió en una caída a falta de solo dos vueltas para el final, en la primera curva a derechas, cuando Martín lideraba la carrera con más de medio segundo de ventaja sobre Bagnaia, quien seguía presionando. Esta caída hizo que el madrileño pasara de tener casi asegurados 20 puntos de ventaja en la general a encontrarse 10 puntos por detrás de su rival.

El sábado, Martín había logrado cortar la racha de Bagnaia al ganar la carrera Sprint, pero la carrera larga del domingo se convirtió en el cuarto triunfo consecutivo del italiano. Este resultado fue el mejor regalo para Bagnaia en la víspera de su boda, mientras Martín, aunque intentara evadirse, no podía dejar de darle vueltas al incidente.

El golpe moral para Martín era evidente. Con un semblante serio y oculto tras unas gafas de sol, el piloto era arropado por su equipo en silencio, mientras en el box de al lado, el de Ducati oficial, se celebraba con júbilo. Claudio Domenicali, el CEO de Ducati, se fundía en abrazos con Bagnaia y Marc Márquez, mientras Martín pasaba uno de los peores momentos de su vida en el camión cercano al garaje.

A pesar del dolor, Martín dio la cara: «Es un día muy importante en mi carrera. Debo entenderlo y aprender porque han sido tres caídas iguales. Es un error doloroso, frustrante, difícil de aceptar. No diré que los grandes campeones lo cometen, pero sí los grandes pilotos». Sin embargo, el piloto de San Sebastián de los Reyes mostró su orgullo y destacó su rendimiento hasta la caída, recordando que el Mundial aún no está perdido. «Ni era el mejor ni soy el peor por estas dos vueltas. Hasta entonces, piloté muy bien. Si mejoro esto, será muy difícil batirme», aseguró.

Por su parte, Bagnaia mostró corrección política en sus declaraciones: «Por desgracia, él se cayó, podía haber sido una de las grandes batallas entre él y yo». Aunque no cree que este incidente sea un punto de inflexión en el campeonato: «¿Punto de inflexión? No lo creo. Eso pasó ya hace varios grandes premios, llevo varias victorias seguidas. De hecho, no creo que esto cambie para Jorge Martín. El campeonato es muy largo, no hay que pensar en puntos de inflexión ni en el Mundial».

 

Ahora, con tres semanas de vacaciones por delante, Jorge Martín tendrá tiempo para reflexionar sobre este golpe y prepararse para volver con fuerza. El campeonato aún está en juego y el piloto de San Sebastián de los Reyes está decidido a demostrar que puede superar este revés y seguir luchando por el título.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 × dos =