San Sebastián de los Reyes celebra hoy su 532 aniversario. Un año más, este hito histórico se conmemora con la tradicional caldereta popular en el Parque de La Marina. Pero hoy, nos adentramos en las raíces del municipio, en un viaje a través del tiempo para descubrir los hechos que marcaron su nacimiento y su desarrollo a lo largo de los siglos.

Un éxodo en busca de libertad: los orígenes de San Sebastián de los Reyes

La historia de la ciudad comienza en 1482, cuando Juan Arias Dávila, señor feudal de Alcobendas, asume el control del municipio. Su mandato se caracterizó por la dureza y las presiones hacia sus vasallos, lo que provocó un creciente malestar entre la población. En 1486, un grupo de 32 vecinos, hartos de la situación, decide huir y establecerse en un nuevo poblado junto a la ermita de San Sebastián, ubicada en tierras del Concejo de Madrid. Este acto de rebeldía supuso el germen de lo que sería San Sebastián de los Reyes.

La protección de los Reyes Católicos: un nuevo rumbo

La elección del lugar no fue casual. Los vecinos buscaban la protección de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, quienes, conocedores del descontento en Alcobendas, vieron en este nuevo poblado una oportunidad para ampliar sus dominios de realengo. El 2 de mayo de 1492, una real cédula otorgó la independencia a San Sebastián de los Reyes, concediéndoles la protección real y librándoles del yugo del señor feudal. Este hecho marcó un punto de inflexión en la historia del municipio, sentando las bases para su futuro desarrollo.

Primeros años marcados por las dificultades

A pesar del apoyo de la Corona, los primeros años de San Sebastián de los Reyes no fueron fáciles. Las rencillas con Alcobendas por el uso de los recursos y los límites territoriales eran constantes. A estas tensiones se sumaban las dificultades económicas derivadas de las constantes aportaciones a la Corona para las campañas militares. Sin embargo, la pujanza del nuevo municipio era palpable. En 1508 se bendijo la iglesia de San Sebastián de los Reyes y siete años después se consiguió que los sacerdotes de Alcobendas administraran los sacramentos en la nueva parroquia.

 

Un siglo XVI y XVII de crecimiento y consolidación

A lo largo del siglo XVI y XVII, San Sebastián de los Reyes experimentó un notable crecimiento. La llegada de nuevos pobladores, la expansión de la agricultura y la ganadería y el desarrollo de la artesanía contribuyeron a la consolidación del municipio. En 1523, Carlos I concedió a Juan Arias Dávila el título de conde de Puñonrostro, lo que avivó las tensiones entre ambas localidades. Sin embargo, San Sebastián de los Reyes, bajo la protección real, siguió prosperando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diez + diecinueve =