En el último consejo de administración de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) celebrado el pasado viernes 17, se aprobó, a propuesta del Partido Popular, la designación de Alejandro Caro, portavoz del Grupo Municipal de Vox, como vicepresidente de la entidad.

Esta decisión ha generado críticas por parte de la portavoz del grupo municipal de Más Madrid Sanse, Ángela Millán, quien denuncia la utilización de argumentos como la representatividad y la proporcionalidad para justificar decisiones que, según ella, han sido arbitrarias en el pasado. Millán destaca que el equipo de Gobierno del Partido Popular ha establecido condiciones diferentes para los portavoces de los distintos grupos de la oposición, creando una división entre una «oposición de primera» y otra «de segunda».

La designación de la vicepresidencia de la EMVS a un representante de Vox ha llevado a cuestionamientos sobre la proporcionalidad y representatividad que el Consejo de Administración debería tener. Según Millán, este hecho invalida los argumentos previos del Partido Popular y plantea preocupaciones sobre la dirección futura de las políticas de vivienda en la ciudad.

 

El presidente del Consejo de la EMVS, Diego Domingo García, justificó la decisión argumentando la necesidad de garantizar la estabilidad en el Consejo de Administración. Esta justificación ha generado inquietud entre algunos miembros de la oposición, que ven riesgos en que las políticas de vivienda en la ciudad estén en manos de aquellos que abogan por que el acceso a la vivienda sea regulado por el mercado, lo cual consideran incompatible con el derecho constitucional al acceso a una vivienda digna.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecisiete − dos =