El colegio Tempranales ha vivido en las últimas horas un suceso que implica a algunos de sus alumnos. Y es que, tal y como apunta Izquierda Independiente, y ha podido confirmar Diario de Sanse, tres niños de ocho años de edad cayeron en una zanja de obra en el centro escolar. Al parecer, la causa habría sido un fallo de la valla que protegía la zona excavada por las obras para construir la nueva fase del colegio.

El centro, no ha querido ofrecer declaraciones al respecto a este medio pero, ha enviado información a los padres de los alumnos sobre los sucedido. «Como sabéis, cuando los niños/as hacían el recorrido de vuelta del comedor escolar, como todos los días pasaron al lado de una puerta de doble hoja que está ubicada en la Avenida de la Albufera y que en su momento sirvió de acceso a la obra que se realizó en los rédulos de Primaria. Dicha puerta siempre ha estado amarrada al suelo y con la doble seguridad de una cadena y un candado que impedía su apertura», expresan.

A su vez, añaden: «Los niños al pasar por esa zona se apoyaron en dicha puerta y ésta cedió abriéndose hacia el interior del colegio, debido a que la cadena y el candado que protegía la misma había desaparecido. Este hecho provocó que tres niños se cayeran. Afortunadamente y después de ser inmediatamente valorados por un medico, padre del colegio y que venía a realizar un taller con niños de 1º, los niños no presentaron lesiones graves procediendo a informar a las familias de dichos alumnos».

Según ha podido saber Diario de Sanse, el centro dio aviso a la Comunidad de Madrid para que la puerta fuera anclada y el organismo regional procedió a ello.

Izquierda Independiente ha solicitado al Ayuntamiento que recabe información sobre lo sucedido. También que exija, tanto a la Comunidad de Madrid como a la empresa responsable, que adopten las medidas necesarias para garantizar la seguridad del alumnado y el profesorado de este centro. El partido señala que «es la consecuencia de construir centros educativos por fases como hace la Comunidad de Madrid«.

 

Por otro lado, dado que los alumnos y alumnas deben salir a la calle para poder trasladarse a otras dependencias del colegio debido a las obras, la formación local también ha solicitado al consistorio la presencia de la Policía Local para garantizar la seguridad de las y los menores en estos trayectos, ya que es precisamente en este tipo de traslados, en este caso al comedor, donde se produjo el accidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cinco − uno =