La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ha empatado 0-0 contra el Real Club Deportivo de la Coruña en un partido que será recordado por la valentía de los locales, los cuales dominaron al líder del grupo en muchos minutos del partido. Marcos Jiménez ponía un once con la gran novedad de Iván Pérez en el lateral. Con ello, Borja Martínez se iba a liberar de tareas defensivas. De nuevo, eran innegociables los cinco defensas sin pelota.

Un Sanse valiente

El duelo comenzaba con un ritmo trepidante en cuanto a juego y ocasiones. Los dos querían la pelota y la iban a usar con calidad. Ya en el minuto 1, el Sanse metía el primer susto en el cuerpo con un gol anulado a Arturo por fuera de juego, tras una falta botada y un cabezazo en el punto de penalti. Era un aviso serio. A esa fiesta se sumó el Depor en el minuto 6 con otra finalización de altura. Una intentona de cabeza al larguero de Soriano. El partido estaba loco porque ambos estaban en un mano a mano para ver quien dominaba. La clave era que el Sanse sin pelota sabía moverse mejor. De hecho, es lo que suele hacer este conjunto cada jornada.

El Sanse, en el terreno de juego. Foto: Manu Rodríguez

Más allá de la posesión, el equipo del norte de Madrid buscó alternativas para llegar a la portería rival. Una de ellas era el robo y salida rápida. Fue así como Borja Martínez hizo otro disparo desde la frontal al larguero que hizo volar al portero Pablo Brea. El choque llevaba un cuarto de hora y cada vez más la valentía local se hacía notar. El Depor no estaba cómodo porque no tenía un monólogo de esférico, como en principio se podía pensar. Sí llegaba a zonas clave por bandas, pero se le hacía de noche ante la zaga rival. Todo lo contrario que al Sanse. A medida que avanzaba la primera parte finalizaba sin peligro con disparos lejanos, pero servía para decir «queremos ganar».

El último tramo continuó con un Sanse desconocido para bien. Estaba dominando con la pelota al líder de este grupo 1 de Primera RFEF. El Depor solo podía defender y salir corriendo. Y eso que tenía las líneas bastante adelantadas. Fue así como Soriano tuvo otra opción con un derechazo que se fue arriba antes del descanso. Una circunstancia que no amilanó al Sanse. Los de Matapiñonera siguieron a lo suyo. Toque de pelota y llegadas. Borja Sánchez tuvo la suya en el 42 con otra acción desde la frontal que se marchaba rozando la escuadra. Esto parecía un partido de boxeo con dos pegadores que tenían estilos diferentes. Eso sí, a los puntos estaba mejor el Sansep porque estaba impidiendo que las virtudes de los gallegos se vieran.

Contención y defensa

Tras el descanso, el partido mantenía el guion de los últimos minutos de la primera parte. El Sanse teniendo las intenciones de jugar por bajo y el Depor esperando fallos. Así, las ocasiones no se hicieron esperar. Los disparos lejanos iba a hacer acto de presencia. Fer Llorente y Mario Soriano pusieron su granito de arena, pero sin fortuna.

Pablo Brea, portero del Deportivo. Foto: Manuel Rodríguez

A medida que transcurrían los minutos el duelo estaba bajando en físico. Normal ante lo visto en la primera parte. No fue un condicionante para el Sanse porque también se adaptó a correr menos. Fue así como tuvo otro gol anulado por fuera de juego. Esta vez fue Baro en el minuto 63, tras una falta botada. Acción que se demostró como punto de inflexión. El espectáculo fue decayendo.

A partir de ahí se vieron los mejores momentos del Deportivo. Al menos con la pelota porque las finalizaciones tampoco aparecían. Observando esa inercia, Marcos Jiménez se decidía a mover el árbol. Daba entrada a Raúl Hernández por Fer Llorente. Un cambio ofensivo. Previamente sacó del campo a Iván Pérez (tenía amarilla) y entraba Sergi. Lateral por lateral. En ese contexto, el Sanse también se manejó mejor. Tuvo el 1-0 en un córner que cabeceó muy flojo Arturo en el minuto 79. Los últimos diez minutos fueron más de los gallegos, pero sin tiros. El Sanse defendió con criterio con el «todos atrás» y fue efectivo. E incluso pudo ganar con alguna llegada peligrosa en el descuento. Finalmente el marcador dictó un 0-0 y los de Marcos Jiménez siguen en la pomada del playoff de ascenso.

Con este resultado, el Sanse se queda con 39 puntos. Suma cinco semanas seguidas sin perder. Se medirá la semana que viene al SD Logroñés el próximo sábado a las 19:00 horas.

Sanse: Bañuz; Fer Ruíz, Juanra, Baro, Barreda, Iván Pérez (Sergi,min.67); Fer Llorente (Raúl Hernández,min.75), Dani Molina; Borja Sánchez, Borja Martínez; Arturo (Javi Rueda,min.85).

Deportivo de la Coruña: Brea; Villares, Jaime Sánchez, Lapeña, Héctor Hernández; Bergantiños, Juergen, De Camargo (Noel,min.86), Soriano (Álvaro Rey,min.80), Quiles; Miku (Calavera,min.64)

 

Calderiña Pavón (colegio catalán). Amonestó con tarjeta a amarilla a Iván Pérez (min.55), Baro (min.70), Dani Molina (mon.80) y Borja Sánchez (min.80) y por los visitantes a Miku (min.68) y Juergen (min.80)

Jornada 25. Primera División de la RFEF. Estadio Municipal José Luis de la Hoz – Matapiñonera. Lleno. 3.000 espectadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciocho − 5 =