El año de la pandemia ha sido duro en todos los sentidos. Muchas empresas y negocios quebrados junto a grandes dificultades económicas. Sin embargo, la peor parte se la ha llevado la salud. Muchas han sido las víctimas que han fallecido debido al coronavirus. Esto se demuestra con un número que llama especialmente la atención en Sanse.

En el año 2020 han fallecido 642 personas, según los datos proporcionados por el ayuntamiento de Sanse. Esta cifra muestra una subida de más de 200 defunciones con respecto al 2019 y de más de 300 si se compara, por ejemplo, con el 2014.

Si también había algo preocupante antes de la pandemia era la natalidad. Era un dato demoscópico que cada año decrecía. Este 2020 ha sido el peor de los últimos años en este sentido. De los 815 nacimientos en 2019, se ha pasado a los 673, casi 200 menos. Esto provoca que sea el año en el que más cerca han estado las defunciones de superar a los nacimientos.

El problema es la tendencia que sigue este 2021. Según los datos demoscópicos publicados por el ayuntamiento de Sanse, entre el 1 de enero de 2021 y el 9 de marzo del mismo año, el número de defunciones supera al de nacimientos. Algo preocupante si se tiene en cuenta que normalmente los nacimientos son ampliamente mayoritarios a los fallecimientos. Ha habido un total de 39 nacimientos por 44 defunciones.

La crisis económica y las dificultades que ofrece el coronavirus, ha frenado más si cabe la intención de las personas de tener hijos. Esto, sumado al coronavirus, provoca que el gran crecimiento de las defunciones, supere las cifras de nacimientos.

 

El caso es que el camino de este 2021, al menos en el primer trimestre, no tiene una buena dinámica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

14 − 5 =