El Programa de Insuficiencia Cardiaca del Hospital Universitario Infanta Sofía (PRICCIS), ha conseguido la acreditación excelente por parte de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), como Unidad Avanzada de Insuficiencia Cardiaca. Se ha convertido en el primer centro sanitario de la Comunidad de Madrid que recibe este reconocimiento y el tercero en toda España. Con el objetivo de mejorar la atención a los pacientes con Insuficiencia cardiaca (IC), la SEMI ha otorgado el máximo nivel de acreditación a esta Unidad, que ofrece un manejo integral y personalizado del paciente con edad avanzada, patologías complejas, comorbilidad e ingresos frecuentes.

Equipo de PRICCIS

PRICCIS comenzó a funcionar en el Hospital Infanta Sofía en julio de 2014 y se han beneficiado, hasta el momento, más de 600 pacientes y sus familias reduciendo así las visitas a Urgencias por insuficiencia cardiaca en un 63% y las hospitalizaciones por este motivo en un 72%, las visitas a Urgencias por cualquier causa en un 20% y, en este sentido, las hospitalizaciones en un 46%, con una importante reducción en los días de estancia hospitalaria por insuficiencia cardiaca. La mortalidad de estos pacientes a los tres meses y al año, es menor que la publicada en España y otros países en pacientes no seguidos en estas Unidades.

Los principales objetivos del Programa de Insuficiencia Cardiaca, radican en un mejor conocimiento de los síntomas y signos de alarma por parte del paciente a los que se instruye sobre cómo actuar en caso de descompensación con un régimen flexible de diuréticos y medidas higiénico-dietéticas que mejoran el pronóstico de esta enfermedad. Es de especial relevancia una atención cercana y personalizada en la que es primordial la labor que realiza la enfermería.

El programa ofrece atención a demanda siempre que el paciente lo requiera, así como un seguimiento estructurado telefónico que asegura la adherencia. La atención precoz a la descompensación con tratamiento ambulatorio en el Hospital de Día, evitando el ingreso, además de la atención integral que supone la visión del internista no sólo de la insuficiencia cardiaca sino de las complejas patologías que acompañan a estos pacientes, han sido las claves del éxito de su funcionamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here