El Sindicato de Enfermeros afirma que un total de 1.300 camas de los hospitales de Sermas, Servicio Madrileño de Salud, cerrará este año y no lo considera lógicas por la gran demanda que hay actualmente tras la pandemia.

Las listas de espera se han incrementado y superan “el millón de usuarios” asegura el sindicato, tres meses donde era prioridad los pacientes de Coronavirus y postergaban sin fecha a los pacientes con citas asignadas. Dichos usuarios entre pruebas diagnósticas, consultas externas y quirúrgicas por lo que, a pesar de lo comunicado por la presidenta Isabel Díaz Ayuso, será difícil que se reduzcan ya que, además de camas, también se clausurarán durante el verano decenas de quirófanos.

Las camas públicas cerradas, según del SATSE Madrid, representan la sexta parte del total de camas cerradas en todo el Estado.

Además desde el Sindicato afirma la falta de profesionales de Enfermería. La Consejería lleva más de 15 días afirmando que no dispone de enfermeras suficientes para cubrir a las que tienen que disfrutar de sus vacaciones y que la Bolsa de Empleo lleva tiempo agotada. “No es algo que nos sorprenda, explican desde SATSE Madrid, ya que muchos profesionales de Enfermería han preferido trabajar en otras Comunidades que les ofrecen mejores condiciones laborales y económicas y contratos de más larga duración. Cuando la Consejería se ha puesto a buscar enfermeras éstas ya tenían contratos en firme en otras regiones”.

 

También aseguran que la bolsa de trabajo de la Comunidad de Madrid, no es beneficiosa “ya que los contratos son más cortos y las retribuciones más bajas que en otras Comunidades”. De igual forma, los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) siguen clausurados, sin actividad,por lo que se está sobrecargando las Urgencias hospitalarias por procesos que podrían ser fácilmente atendidos en estos SUAP y todo ello sin que la Administración ofrezca una explicación clara del motivo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

18 + siete =