Diario de Sanse ha podido hablar con trabajadores de tanatorios y funerarias de la zona norte de Madrid para comprobar como está la situación con los fallecidos por coronavirus y si realmente los medios de comunicación estamos reflejando la realidad. La conclusión a la que se puede llegar es que el nivel de trabajo es incalculable.

Cementerio Municipal Sanse

Raquel, trabajadora de la Funeraria Nuestra Señora de los Remedios, ha asegurado que «No os podéis imaginar lo que hay. Este colapso es mayor al del 11 M. Los trabajadores que llevamos tiempo en esto no habíamos visto tanto volumen de trabajo junto nunca».

A su vez, incide en las medidas de seguridad para los profesionales. «Faltan medios para los que estamos atendiendo las necesidades». Sin embargo, Íñigo, empleado de la empresa proveedora de funerias Omneo, asegura que «durante tiempo las funerarias no han tenido muchas mascarillas y guantes, pero ya están preparadas».

Respecto a los medios de comunicación, íñigo afirma que «los medios de comunicación estáis haciendo lo que podéis, pero creo que hay más casos de los que se dicen porque ha habido neumonías en febrero que no están catalogadas como coronavirus».

Por último ¿Qué se puede pedir en estos momentos a la sociedad? Raquel lo tiene claro. «Paciencia porque las familias se ponen muy nerviosas. Entendemos su dolor, pero estamos haciendo lo que podemos. Esto no es culpa de nadie. Cuando pasa algo como esto es imposible que no se desborde», concluye.

En definitiva, este sector es otro de los damnificados por la crisis del coronavirus. En su caso por el exceso de trabajo, al contrario que la mayoría de la población. Ello unido a tener que ver cada día el dolor de familias por perder a seres queridos y no poder despedirse de ellos. Otra cosa es el nivel de precios que este tipo de empresas tienen en estos momentos. Eso da para otro reportaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here