El Sindicato de Enfermería denuncia nuevamente el faltante EPIs que agrava la situación que diariamente pasan los profesionales sanitarios. No solo tiene que estar psicológicamente bien por la ola de casos de COVID-19 si no que además, tienen que utiliza el material de un solo uso.

“Ya no es solo que falten Equipos de Protección Individual (EPIs) es que muchos profesionales siguen recurriendo a bolsas de basura, chubasqueros cedidos por empresas de ocio o gorros de ducha para protegerse del coronavirus. Equipamiento que son claramente insuficientes como barrera para el virus. Nos están lanzando a la primera línea de la atención sanitaria con las manos desnudas”, explican.

De igual forma, ha denunciado la situación que se está produciendo en algunas salas del Hospital provisional instalado en IFEMA donde los profesionales, ante la inacción de los responsables, están incumpliendo las más elementales práctica de seguridad: Los vestuarios no están diseñados para albergar al elevado número de profesionales sanitarios que trabajan cada día por lo que deben cambiarse en un espacio reducido o las charlas se dan con profesionales demasiado juntos (sin dejar el metro de seguridad) lo que conlleva a que pueda producirse contagio entre ellos.

Desde la Administración afirman que se están distribuyendo suficientes EPIs pero la realidad es que siguen sin llegar a la mayoría de los centros asistenciales, no obstante los test rutinarios siguen sin hacerse.

Sumando que en diferentes casos los profesionales de enfermería son los que traen material para su jornada laboral como: gorro de ducha, batas hechas con bolsa de basura y mascarillas quirúrgicas, no siendo suficientes para protegerlos. También traen materiales para “fabrican” en los mismo centros sanitarios, pero la dirección se niega a aceptarlo por ser “precarios”.

No es la primera vez que el SATSE Madrid denuncia la falta de Equipos de Protección Individual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − cinco =