Toño Balach, actor de San Sebastián de los Reyes, tiene un nuevo proyecto teatral. Y es que se encuentra en el Teatro Fígaro de Madrid representando la obra ‘Los Figurantes’, de José Sanchis Sinisterra. Los domingos de mayo y junio a las 12:30 horas tienes una cita con esta comedia.

Toño Balach. Foto: Toño Balach

¿Qué sucedería si de repente los figurantes de una obra decidieran parar la representación?, ha estallado la revolución en los camerinos. Una divertida comedia que plantea la rebelión de figurantes y protagonistas en su afán por igualar sus méritos con todo tipo de disparates y extravagancias. Un trabajo que brindó una excelente oportunidad de meditar sobre el destino de aquellas figuras condenadas a “aguantar la lanza”.

Pregunta. ¿Por qué hay que ir a ver esta obra?

Respuesta. Porque te hace pensar. La gente se ha acomodado mucho. Nos lo dan todo masticado y eso no puede ser. La obra tiene trasfondo político y social. Da lugar a muchas interpretaciones. También te ríes mucho. Son 18 personajes totalmente diferentes. La gente sale encantada.

P. En este proyecto se habla de «la revolución en los camerinos». ¿Qué es?

R. En la obra los figurantes están hasta las narices de que les traten fatal y entonces deciden encerrar a los protagonistas y tomar ellos las riendas. Es ahí cuando comienza la revolución.

Cartel de ‘Los Figurantes’

«A los figurantes les pagan muy poco y se tiran trabajando muchas horas»

P. En vuestra profesión se suelen ver a los figurantes como de segunda división. Hay en obras que ni siquiera les pagan.

R. Si nos lo hacen a los actores… Entro a páginas específicas para encontrar empleo como actor y veo muchas ofertas sin remunerar. Si tengo que pagar facturas y comer, ¿cómo va a ser todo no remunerado? Lo de los figurantes ya es un cachondeo. Les pagan muy poco por convenio y se tiran muchas horas trabajando como el resto. Además, cuando vas a rodajes ves como les dan un bocadillo seco. Y al resto del equipo les dan un menú. Hay productoras en las que está cambiando esto.

P. Mucha gente de Sanse te recuerda por actuaciones locales en el Centro Cultural Blas de Otero. ¿Estar en el Teatro Fígaro es un paso adelante en tu carrera?

R. Sí, cuando aterrizas en un teatro del centro de Madrid es un paso de gigante. Parece que no llegas porque es complicado entrar. Siempre están los mismos actores, pero al ser una obra de José Sanchis Sinisterra ha sido más fácil. Cuando ya estás dentro empiezas a sentir que puedes ir a otros. Para el currículum también es importante. Y la gente te conoce más.

P. ¿En qué teatro te gustaría actuar y no has estado todavía?

R. Quiero hacer Hamlet o cualquiera de las obras de Shakespeare en el Teatro Español. Sería un sueño hecho realidad. Y si ya me acompañaran figuras de renombre como Blanca Portillo sería lo máximo. Soy más de comedia, pero un drama siempre viene bien. En ‘Los Figurantes’ lo decimos todos: «El próximo teatro es el Español».

«Los Figurantes’ estaría muy bien hacerlo en el Teatro Adolfo Marsillach»

P. Mirando a las próximas fiestas de Sanse, ¿te gustaría volver a actuar aquí?

R. Eso ya depende del Ayuntamiento. A Narciso Romero le tengo mucho aprecio. Nos llevamos muy bien. Veremos si las concejalías nos dan la oportunidad de volver. ‘Los Figurantes’ estaría muy bien hacerlo en el Teatro Adolfo Marsillach.

‘Los Figurantes’. Foto: Toño Balach

«Ser actor es profesión muy ingrata, pero si tienes este sueño hay que ir a por ello«

P. ¿Qué se le puede decir a las nuevas generaciones de actores si sus sueños todavía no se han cumplido en la profesión?

R. Esto es una carrera de fondo absoluta. Es una profesión muy ingrata, pero si tienen este sueño hay que ir a por ello. Habrá momentos de bajón porque no lees llamen, pero que no desesperen. Llegará un día que sonará el teléfono. Hasta que eso llega es trabajo y más trabajo y no esperar a que te llamen. Tienes que producir tu mismo.

P. Que te lo digan a tí. Vas a estar en el Centro Cultural Blas de Otero próximamente.

R. Estaremos el 27 de mayo a las 20:00 horas con ‘Las amistades calamitosas’. Volvemos con una nueva actriz que es divertidísima, Olga Redondo. La obra ha ganado mucho con ella porque tenemos mucha química. Además es una de ‘Las Figurantes’. Las risas están aseguradas. Que venga todo el mundo. Son cinco euros y así también al Centro le damos fuerza después de la pandemia. También el próximo lunes estoy en Torrejón de Ardoz con ‘La vida misma’.

 

El miedo puede ser una excusa porque la gente ya tiene ganas de ir al teatro

P. ¿Ya se ha recuperado vuestra profesión de la crisis del coronavirus?

R. No se ha visto la recuperación porque los Ayuntamientos nos se atreven a contratar. Está todo con pinzas. Te sale un bolo para septiembre en un pueblo, pero no sabes si lo vas a hacer. El miedo puede ser una excusa porque la gente ya tiene ganas de ir al teatro. El 27 de mayo, por ejemplo, viene a verme toda la familia de mi madre. En ‘Los Figurantes’ estamos teniendo mucho público.

P. Por último, vuestra obra es los domingos a las 12:30 horas. ¿Qué plan se le puede proponer a la gente que quiera ir a veros? Igual teatro y comida por el centro no está mal.

R. El plan ya lo tengo claro. Primero te vas al Rastro a las 9:00 horas, luego vas al teatro y terminas con unas cañas en La Latina. Ya tienes el domingo completo. Siempre será mejor que estar en casa tirado en el sofá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cuatro + 17 =