Este martes sobre las 11:00 horas el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, llegaba a las instalaciones del Laboratorio Rovi, en San Sebastián de los Reyes, donde se están elaborando los viales de la vacuna de Moderna, y “una de las empresas punteras de la industria farmacéutica madrileña, y de carácter nacional y también internacional (…). La producción de los inyectables de Moderna se realiza aquí en España y se comercializa para todo el mundo”, ha afirmado el Consejero. 

Ruiz Escudero destacaba, así, la importancia de la actividad farmacéutica en Madrid, donde se produce “casi el 33% de toda la actividad farmacéutica a nivel nacional. Es algo que queremos destacar por el número de empleos que genera, que son más de 10.000 (…), además con un porcentaje muy alto de empleo femenino”. 

El Consejero, además, ha invitado a los ciudadanos a sentirse orgullosos de que la producción de la vacuna de Moderna esté produciéndose en la capital: “Es importante que Madrid continúe siendo esa región de atracción para todo este tipo de industria (…). Madrid ha atraído ya el 80% de la inversión extranjera en este último año y espero que sigamos en esa línea, favoreciendo ese entorno amable y de fiscalidad baja para que puedan realizar su actividad”, afirmaba Ruiz Escudero.

En relación con la nueva cepa india, el Consejero ha apelado principalmente al Gobierno de la nación para que “tome decisiones con carácter de urgencia con respecto a esta variante”. “Es una variante que tiene dos mutaciones”, explicaba Ruiz Escudero, “una parecida a la que mantiene la variante brasileña y sudafricana y otra que ha tenido menos impacto sobre la epidemiología que es la cepa de California. Estas dos mutaciones hacen que sea una cepa de mayor transmisibilidad”. No obstante, tranquilizaba a la población: “Todavía está por determinar si esa transmisibilidad va asociada a una peor evolución clínica. Aún no se ha detectado ningún caso en Madrid (…). Creo que el dato de Reino Unido ayer era de 103 casos, hay casos en Italia, en Suiza… Ya tenemos experiencia, aprendamos de esa experiencia y establezcamos esos controles”. Y volvía a apelar al Gobierno: “Espero que la respuesta del Ministerio sea rápida y que no ocurra como ocurrió con otras variantes con las que, desde luego, no se ha establecido ese control”.

Seguidamente, aparecía sobre la mesa la carta del aeropuerto de Barajas: “Lo que tenemos que hacer es esa labor de detección precoz, de aislar los casos, de establecer las cuarentenas correspondientes, y para eso es necesario el control del aeropuerto de Barajas. Llevamos diciéndolo desde el mes de mayo, y no se producen los controles con la dureza con la que se deberían hacer (…). Nosotros el 9 de diciembre, cuando detectamos el primer caso de variante británica, lo comunicamos tanto en la Comisión de Salud Pública como en el Consejo Interterritorial, y se nos dijo que iba a ser una cepa marginal y a día de hoy el 90% de los contagios son de cepa británica”, afirmaba el Consejero.

En cuanto a datos más generales, Ruiz Escudero establecía un escenario medianamente esperanzador, puesto que “llevamos seis días descendiendo en cuanto a contagios”. Asimismo, el número de hospitalizados está en 2.200 aproximadamente y las camas en UCI se elevan a 570. “La Comunidad Madrid tiene capacidad y respuesta asistencial de sobra”, aseguraba el Consejero.

La vacunación frente a la COVID-19 constituye actualmente una estrategia esencial para superar a medio y largo plazo la actual pandemia. Así, el Consejero ha finalizado la intervención haciendo un llamamiento e invitando a la reflexión a los antivacunas o a aquellas personas que aún sienten dudas respecto a esta herramienta: “Las vacunas son seguras, el beneficio de la inmunización sobre el riesgo de contagio es infinitamente más alto. (…) Solo hay que mirar hacia atrás. Todavía tenemos 2.000 pacientes hospitalizados, tenemos pacientes en UCI, se producen fallecidos todos los días y yo creo que, a pesar del mensaje de confusión que en algún momento se ha podido enviar desde el Ministerio con los cambios en cuanto a las edades con la vacuna AstraZeneca, desde luego tenemos que apostar por la vacuna segura”. Y proseguía: “Un mecanismo regulador, que es la Agencia Europea del Medicamento, ha determinado en su ficha técnica cuáles son los posibles efectos, muy poco frecuentes. (…) Tenemos ejemplos de países con un grado alto de inmunización como puede ser el caso de Israel, que ya ha vacunado al 60% de la población y los contagios han caído de manera muy brusca”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here