Los obreros de Sanse no están de acuerdo con las medidas preventivas aprobadas por parte del Gobierno, «No se reúnen los requisitos de seguridad específicos para prevención la enfermedad» afirma Julian Serrano obrero desde toda la vida.

Los sectores que vuelven son el de construcción, el comercio minorista o el de las líneas de producción no relacionadas con los servicios básicos, entre otras volverán a partir de hoy a sus trabajos. Solo podrán volver a su jornada laboral las empresas que no tengan medios para realizar trabajo remoto y que no figuren en Real Decreto 463/2020.

No obstante los empleados tienen que establecer las medidas de seguridad para evitar la propagación del virus como son: mantener la distancia mínimo de 2 metros y no acudir al puesto de trabajo con síntomas de la enfermedad, entre otras. El Gobierno solo habilito las obras en edificios que no se encuentren poblados, o sea solo estará viable construcciones en reformas de edificios en obras.

“Es muy pronto para volver y afrontar la medida. Lo primero los empleados de las edificación deberían de estar en sus casa, no ayudamos en nada a la pandemia. Segundo, es imposible no estar al lado de nuestro compañero ya que todo el trabajo es en equipo sin tratar de no romper las medidas de seguridad. Tercero, los vestuarios no son los esenciales, no tienen suficiente espacio, o sea, al final nos tendremos que vestir en la calle”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

nueve + 7 =