20 de julio de 2020. Casi dos meses después de lo prometido por el gobierno municipal de Sanse, los vecinos todavía no pueden hacerse los test de coronavirus gratuitos en el Infanta Sofía. Recordemos que este anuncio fue conjunto por parte de nuestro municipio y Alcobendas mediante una carta sin validez para el proceso que enviaron a la Comunidad de Madrid. Sin embargo, seguimos a la espera de que se de el «OK».

Por ello, el pleno aprobaba el jueves realizar una investigación independiente (a petición del PP) para conocer qué está pasando. El gobierno municipal respondía pidiendo la comparecencia a ese acto de Díaz Ayuso, entre otros. Mientras dura este «circo político», que poco o nada importa en general a los vecinos, los sanseros continúan sin test. Y encima ahora llega agosto, mes de vacaciones, tradicionalmente. Esperen sentados.

Isabel Díaz Ayuso. Presidenta de la Comunidad de Madrid

¿Qué se desprende de todo esto? Al final «entre unos y otros la casa sin barrer». PP, PSOE y Ciudadanos van a tratar de sacar rédito político con la excusa de la necesidad vecinal en Sanse. Y si no se hacen finalmente, mejor que mejor para el discurso. Será el turno para decir que «la Comunidad de Madrid no nos ha dejado», dirán unos. Y los otros «el Ayuntamiento de Sanse demuestra incompetencia». Nada nuevo en un gremio profesional cuyo descrédito se ha ganado a pulso con el paso de los años.

Mañana hay una reunión clave entre la consejería de sanidad de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Sanse. La gran noticia sería que ya pusieran fecha y hora para el comienzo del estudio serológico. Por el contrario, más bien parece un mero formalismo de toma de contacto. Mucho más al saberse que quieren llamar a la Presidenta de la región a la investigación independiente. Recordemos que la Comunidad le ha pedido a los consistorios que si quieren test, que rellenen la documentación que viene en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. Algo que, al menos hasta hace algunos días, Sanse no había hecho porque querían que le respondieran primero a la carta enviada.

Todo apunta que, si se hacen los test prometidos, nos iríamos ya a septiembre (siendo muy optimistas). Un mes, cuyas previsiones apuntan a la vuelta de un pico de contagios, que poco a poco ya va creciendo, lamentablemente. ¿Se va a concentrar la población de Sanse y Alcobendas en un espacio para saber si tienen el virus, mientras que en la cola se pueden contagiar si no se siguen las medidas sanitarias? Está por ver que den como en Torrejón fecha y hora, según apellidos. La realidad es que, a día de hoy, es todo incertidumbre.

Y todo por sumarse un tanto mediático. Los gobiernos de Sanse y Alcobendas se han metido en un lío al que no estaban invitados. Prometer test de coronavirus para todos, como sí ha hecho Torrejón. ¿Tanto costaba realizar esta petición a la Comunidad de Madrid sin «luz y taquígrafos» y si te dicen sí, ya hacer un anuncio por todo lo alto? Y mientras tanto, seguimos sin test. Eso sí, tiene pinta que antes se sabrá quien tiene la culpa de este presente que el número de contagiados en la ciudad por medio de este estudio. ¡Viva la política!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here