La residencia Moscatelares alberga a 140 internos , además de otras 20 personas mayores que asisten a su centro de día. Un numeroso colectivo , de 160 personas (población más vulnerable al calor extremo) que se está viendo seriamente afectado.

Los familiares de los residentes y los trabajadores se quejan por las altas temperaturas que tienen que soportar debido a la ausencia de un sistema de climatización.

“ No hay aire acondicionado en los dormitorios ni en los pasillos ; solo en el comedor y en los despachos” -asegura María José Marín- una auxiliar de enfermería que ha denunciado en numerosas ocasiones la situación en que se encuentran los mayores.

El comité de empresa del centro señala que ni siquiera se sigue el protocolo de actuación que Sanidad recomienda ante las recientes olas de calor, pese a ser un centro público dependiente de la Comunidad de Madrid.

Gestos tan sencillos como cerrar las ventanas y bajar las persianas en las horas más calurosas del día ayudarían a “sofocar” en parte el problema. La falta de personal , aseguran desde el comité de empresa, hace imposible que se pueda llevar a cabo este tipo de acciones diariamente.

La Comunidad de Madrid afirma que en los últimos años ha invertido más de cinco millones de euros en la instalación de equipos de refrigeración en centros de mayores y ha enviado un documento a las residencias de gestión indirecta para que pongan en marcha las medidas necesarias contra el calor.

Pero lo cierto es que en este residencia y centro de día de San Sebastián de los Reyes las habitaciones llegan a registrar temperaturas superiores a los 35 grados.

Cuando el residente es una persona mayor que tiene que permanecer permanentemente en cama el problema se agudiza. Pilar tiene a su marido ingresado en la residencia de Moscatelares desde hace siete años. “Este verano está siendo un infierno” -dice- y subraya que ha tenido que ingresar en numerosas ocasiones a su marido por episodios de fiebre y deshidratación.

La Asociación Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias, Pladigmare, afirma que el de Moscatelares no es un caso aislado. En la localidad vecina de Colmenar Viejo,  y en Parla otros dos centros para personas mayores están padeciendo la misma situación.